Hotel Casa Ládico

Hotel Casa Ládico

Hotel Casa Ládico

Hotel Casa Ládico

Historia


Hotel Casa Ládico se encuentra ubicado en el casco histórico de Mahón, en un edificio de mediados del s.XIX construido por la familia griega Ládico, que habían llegado a la isla en 1753 junto con otras ilustres familias de comerciantes griegos.

El edificio, todo él construido en marés, está catalogado por su valor arquitectónico. Su privilegiada situación en una de las principales calles del centro de Mahón y con un bello puerto natural a 5 minutos le convierte en un lugar perfecto para disfrutar de la paz, tranquilidad y el encanto de la ciudad, así como de la isla, reconocida por ser Reserva de Biosfera por la Unesco y candidata a Patrimonio Mundial como Menorca Talaoitica.

Un hotel con encanto


El proyecto llevado a cabo para la conversión del emblemático edificio en hotel, se ha realizado respetando los principales valores arquitectónicos del edificio, con criterios de sostenibilidad y respeto máximo por el medio ambiente, dotándolo del confort y de un lujo discreto que lo convierten en un espacio acogedor y exclusivo. Su magnífico patio interior, con piscina, lle confiere un encanto especial, cuyo silencio y paz invitan al relax total.

El edificio cuenta con cuatro plantas y 14 habitaciones, todas ellas diferentes tanto en su tamaño como en su decoración.

El proyecto de interiorismo, llevado a cabo por Aquitania, se basa en una combinación de materiales nobles como maderas macizas, marés, paleta de pinturas y papeles pintados de Farrow & Ball, tejidos naturales de Yutex, tapicerías de James Malone y mobiliario contemporáneo con piezas icónicas.

Los Espacios


En la planta baja se sitúa la zona de bienvenida, salón con chimenea, el Café Ládico y el patio interior con porche para desayunos y cenas, y una magnífica piscina que recuerda las antiguas albercas de las casas señoriales.

En la planta sótano, espectacular por sus bóvedas de marés, se halla el pequeño Spa y la sala de reuniones.

Las habitaciones se encuentran en la primera planta, que albergaba los salones nobles de la casa, y en la segunda planta, antiguos porches de la casa.