Let us take your breath away...

CASA LÁDICO

Hotel Casa Ládico se encuentra ubicado en el casco histórico de Mahón, en un edificio de mediados del s.XIX construido por la familia griega Ládico, que habían llegado a la isla en 1753 junto con otras ilustres familias de comerciantes griegos.

Spa Suite

Tranqvil Spa Suite es un lujoso y exclusivo centro con sauna de vapor, bañera doble aromática, ducha, zona de relajación, y sala de tratamientos doble con vestidor. Disfrute de nuestros tratamientos indulgentes y descanse con absoluta privacidad en el excepcional spa en suite, dentro del centro histórico de Mahón.

Mas información

Gastronomía

En Café Ládico podrá disfrutar de desayunos, una cuidada selección de bebidas calientes y frías así como una carta de coctelería y combinados y en Bistro Ládico encontrará una carta con delicias mediterráneas y asiáticas así como una exquisita repostería, todo ello con producto de temporada, de km. 0, basados en la riqueza que ofrece Menorca.

Mas información

Eventos Casa Ládico

Acogedora sala polivalente con una capacidad para 40 personas, un espacio ideal para cualquier tipo de evento privado. Techos abovedados de marés, suelo de tarima de madera, perfecta acústica, buen equipamiento tecnológico…invitan a la celebración tanto de reuniones de trabajo como de encuentros de distintas actividades.

Mas información

Blog
Casa Ládico: Una propuesta diferente en Menorca

 El 12 de abril será una fecha especial para Casa Ládico.

Porque abrimos las puertas de nuestro sueño convertido en hotel con encanto en el centro de Mahón, capital de Menorca.

Porque es un privilegio disfrutar de Menorca en esta época del año: recorrer el Camí d’en Kane marcado a cada uno de sus lados por la tradicional paret seca y ver todo el campo verde como anticipo de la primavera; ver desde este camino la falda de Monte Toro y desde su punto más alto hacer un giro de 360º y divisar las planicies del campo menorquín; observar cómo el tranquilo Mar Mediterráneo baña las costas de la isla menor de las Baleares, destacando el encanto del Puerto de Fornells y las playas vecinas como Son Parc, Cala Pudent, Arenal d’en Castell.

Porque si madrugamos lo suficiente, podremos ver cómo sale el primer sol de España por Es Castell y pasear por su coqueto puerto de Calesfonts, que comunica con la bocana de uno de los mayores puertos naturales del mundo, el de Mahón, que presume de pequeños islotes testigos de la historia, como la Illa del Rei y Lazareto.

Porque si amanece un día lluvioso, podrás disfrutar de un delicioso desayuno en el Café Ládico y, después, de un rato de tranquilidad y relax con tu pareja en el Spa Suite by Tranqvil de Casa Ládico.

Porque si te despiertas con espíritu explorador, podrás comprobar que Menorca es mucho más que sol y playa y descubrirás la prehistoria de la Menorca Talayótica, candidata a patrimonio mundial.

Porque si la naturaleza es tu punto fuerte, podrás recorrer caminando, corriendo o en bici, alguno de los tramos del Camí de Cavalls, un sendero ancestral de 185 kilómetros que recorre toda la costa menorquina.

Porque si tienes ganas de conocer la gastronomía de Menorca podrás comprar productos típicos como el queso con D.O. Mahón-Menorca, el Gin Xoriguer (ginebra destilada en la isla), vino de Menorca o riquísimas ensaimadas en alguna de las tiendecitas del centro histórico de Mahón o de Ciutadella.

Porque si te gusta la música, el majestuoso Teatro Principal de Mahón, un edificio con más de 185 años de historia y un referente en el mundo de la ópera, organiza conciertos de primera.

Porque si has leído el libro La isla de los cinco faros, querrás recorrer todos ellos y descubrir que en verdad son 7: Punta Nati, Cavalleria, Favàritx, Punta San Carlos, Illa de l'Aire, Cap d'Artrutx y Sa Farola.

Porque después de un día agotador, podrás descansar en una de las 14 habitaciones de Casa Ládico,todas ellas diferentes en tamaño y decoración, y relajarte en el tranquilo patio interior con piscina de este hotel-boutique del centro de Mahón.

Porque mañana podrás visitar la espectacular Cova d’en Xoroi, un espacio natural ubicado sobre un precioso acantilado de la costa sur, tocado por la historia, bañado por el mar.

Porque Menorca es única.

Porque un sabio del lugar dice que en Menorca se puede oír el silencio. Cierra los ojos. ¿Lo oyes?